Cuéntame!

Utiliza esta tablilla para contarme lo que quieras.

Estoy abierta a colaboraciones y nuevas ideas.

Si quieres trabajar conmigo, que vaya a dar una clase o una charla, que te revise el trabajo que llevas entre manos, etc, por favor no te cortes!

Lou.

Asunto *
           

123 Street Avenue, City Town, 99999

(123) 555-6789

email@address.com

 

You can set your address, phone number, email and site description in the settings tab.
Link to read me page with more information.

buddhist-737274_1280.jpg

Dharma

Para el Buda, el camino hacia la felicidad empieza por la comprensión de las causas raíz del sufrimiento.

Hay quien cree que el budismo es pesimista por su constante preocupación sobre el sufrimiento, pero hay que entenderlo como el doctor que estudia diligentemente una enfermedad y sus causas para poder encontrar la vacuna o el medicamento adecuado.

Al igual que un doctor, el Buda trae malas noticias: el sufrimiento existe, pero también prescribe una cura proactiva como tratamiento. En esta metáfora la cura es la sabiduría y la compasión que se adquieren a través de sus enseñanzas y sus prácticas: el Dharma, y los enfermeros que asisten en la aplicación de esta medicina es la comunidad budista: la Sangha.

Por seguir con la misma metáfora, en la enfermedad del sufrimiento sólo puede haber salud (felicidad) si el paciente sigue un tratamiento: El Camino Octuple, el centro del cual enfatiza sobretodo en el control de la mente.

En budismo este tratamiento no es tan fácil como tragarse una pastilla, hay necesidad de practicar diariamente la observación de los pensamientos y de las acciones para, de este modo, tener un conocimiento empírico de las causas que nos generan sufrimiento.

La meditación es una de las herramientas más conocidas, pero al contrario de la creencia popular, no se trata de desconectar del mundo. Es una herramienta de entrenamiento mental para no enredarnos en el pasado ni en el futuro, para vivir en el aquí y en el ahora, que es el único lugar y el único momento que existen en realidad y el único lugar y el único momento donde podemos desarrollar la paz interior.

En las enseñanzas que tengo el privilegio de compartir contigo encontrarás las herramientas del Camino Octuple así como ensayos y otras charlas sobre el adiestramiento mente, el karma y las acciones virtuosas que traerán el equilibrio y la paz a tu vida.

Mi maestro me dijo una vez que las lecturas de Dharma son como un libro de recetas: leerlos no te convierte en un chef ni te da la experiencia del sabor, la temperatura y mucho menos te alimenta, hay que practicar lo aprendido, hay que seguir las instrucciones y experimentar para llegar a la maestría.

ENTRA AQUÍ

Para acceder a esta apartado de la web necesitarás una contraseña. Debes ser alumno del Curso de Meditación 53 o bien estar inscrito en la lista de correo.

Puedes subscribirte aquí:

Bienvenido a una gran aventura.

Lourdes.