Cuéntame!

Utiliza esta tablilla para contarme lo que quieras.

Estoy abierta a colaboraciones y nuevas ideas.

Si quieres trabajar conmigo, que vaya a dar una clase o una charla, que te revise el trabajo que llevas entre manos, etc, por favor no te cortes!

Lou.

Asunto *
           

123 Street Avenue, City Town, 99999

(123) 555-6789

email@address.com

 

You can set your address, phone number, email and site description in the settings tab.
Link to read me page with more information.

Lo + nuevo

LOURDES PEREZ ONLINE

Pasos para conseguir un Armario Minimalista

Slow Lou

armario minimalista
Ha llegado la primavera y con ella el cambio de armario. ¿Has descubierto al final de una temporada que hay cosas que no te has puesto?

De repente descubres en el fondo del cajón una camiseta que hace tiempo que no te pones porque te has olvidado de que la tenías. ¿Te ha pasado alguna vez?

¿Tienes bastante ropa pero no sabes qué ponerte por las mañanas? De hecho la ley de Pareto se aplica también a la ropa y demuestra como usamos el 20% de nuestra ropa el 80% del tiempo. Esto quiere decir que hay cosas que apenas salen de la lavadora te las vuelves a poner y otras que quedan olvidadas al final del armario por diversas causas.

¿Por qué hay algunas prendas que evitamos ponermos?


Aquí hay miles de respuestas pero sobre todo las causas son: es incómodo, el color me sienta mal, no es mi estilo, me siento rara, no sé con qué combinarlo…

Así mi propuesta es que construyas tu armario minimalista y que todas (sí he dicho todas) estas prendas salgan del armario y te quedes sólo con aquellas que son: bonitas, cómodas, te sientan bien y puedes combinar.

Aquí tienes una imagen del mío en formato otoño y otra en formato verano.

Herramientas para construir tu armario minimalista


No, no necesitas una caja de herramientas al uso, lo único que necesitas es: tiempo y música.

Sí, de verdad no necesitas nada más que eso.

¿Para qué quieres un armario minimalista?
Para tener claro qué te gusta, qué te sienta bien.

Colores, estilos y priorizar sólo aquellas prendas que te sientan bien y son cómodas.

Calidad por encima de cantidad.

Esto lo cierto es que se puede aplicar a cualquier aspecto de nuestra vida. Es mejor tener una camiseta pero que sea conherente contigo que cinco que que no lo son.

Es bueno para el planeta.

Ya sabemos que el consumo abusivo no es responsable con el planeta y cada acto de compra en un acto político en relación a nuestro consumo.

¿Cómo creo mi armario?


Ponte música que te guste y empieza a sacar todas las prendas del armario. Ten cada una de ellas en tu mano y pregúntate:

¿La he usado realmente? ¿Me inspira felicidad? ¿es cómoda? ¿Cuándo me la pongo me siento bien?

Si la respuesta es no a alguna de estas preguntas es susceptible de abandonar tu armario.

Así puedes hacer dos montones uno con las cosas que te quedas y otro con las prendas que son para vender, regalar o donar.

¿Quieres jugar?


Te propongo un juego que se llama el proyecto 333 por el que durante 3 meses tienes únicamente 33 prendas de ropa. ¿te parece un número alto? ¿Qué me dices si te digo que incluye calzado y complementos?

Este juego ha sido creado por una mujer americana llamada Courtney Carver y se ha hecho muy popular en todo el mundo. La idea es que durante una temporada uses solamente 33 prendas.

¿Quiere decir que cambias de temporada y cambias todo tu armario? No, de hecho muchas de las prendas que usas es probable que las vuelvas a usar en la siguiente temporada.

Lucía pero, ¿Yo por motivos de trabajo uso más prendas? ¿Soy X y necesito más cosas? Todo está bien.

Si las reglas no se ajustan a tu modo de vida, simplemente adapta las reglas. Lo que yo he descubierto es que lo importante no es el número de cosas que tengo, sino que la ropa que elijo que me acompañe sea mi aliada.

Las 33 prendas incluyen:
- Ropa
- Calzado
- Accesorios: bolso, mochila, guantes, bufanda…
- Joyas

Las 33 prendas excluyen:
- Ropa interior
- Pijamas
- Ropa de deporte: sólo si la usas únicamente para ir hacer deporte
- Joyas que te acompañen siempre, como una alianza.

Es un juego, tiene que ser divertido. Y te confieso una cosa, crea adicción. Cuando empiezas no puedes parar porque te das cuenta de todas las ventajas que tiene, sobre todo en relación a la paz mental que trae saber cada día qué ponerte, sentirte bien con tu ropa, sentirte bien contigo misma.

Si quieres ver qué prendas me acompañan en mi camino te invito a visitar mi armario minimalista.