Cuéntame!

Utiliza esta tablilla para contarme lo que quieras.

Estoy abierta a colaboraciones y nuevas ideas.

Si quieres trabajar conmigo, que vaya a dar una clase o una charla, que te revise el trabajo que llevas entre manos, etc, por favor no te cortes!

Lou.

Asunto *
           

123 Street Avenue, City Town, 99999

(123) 555-6789

email@address.com

 

You can set your address, phone number, email and site description in the settings tab.
Link to read me page with more information.

Lo + nuevo

LOURDES PEREZ ONLINE

¿Cómo aparecen las creencias limitantes y cómo nos podemos deshacer de ellas?

Slow Lou

creencias limitantes
Hace poco se abría debate en uno de los grupos de facebook a los que pertenezco sobre los problemas creados por nuestras creencias limitantes. Cómo deshacerse de las creecias limitantes es algo que no se llegó a plantear, así que hoy intentaré echar un poco de luz sobre este tema.

La mente humana está creada para pensar, es una herramienta de orden, de comprensión, de observación, pero también es una herramienta con comportamientos curiosos.

Es muy difícil relajarse cuando hay algo que no nos cuadra en una situación. A menudo parte de la información nos falta (a veces nos damos cuenta y a veces no) pero la mente no se relaja si hay algún elemento desconocido dentro de una ecuación. Tan pronto como algo relativamente importante se presenta ante nosotros, sin la suficiente información para dibujar una imagen completa, la mente va a rellenar los huecos con ”creencias”.

Piensa en ello.

Las creencias limitantes tienen un solo propósito: proteger nuestro ego.


Si alguien falla en la persecución de un objetivo, si no consigue lo que quiere en la vida, su mente creará rápidamente una creencia limitante del tipo ”yo no tengo suerte” de manera que pueda proteger su ego y sentirse mejor consigo mismo. El típico culpas fuera del que todos hemos echado mano en más de una ocasión.

Aunque esto sea una tendencia natural de la mente humana no significa que no debamos observarlo, reconocerlo y evitar las condiciones en las que nos encerramos. Insistir en esas interpretaciones de la realidad puede crearnos tanta frustración.

Una de las razones principales por las que desarrollamos creencias limitantes es falta de conocimiento. En la antigüedad creíamos que era Dios quien nos mandaba la lluvia para las cosechas o las tormentas y las inundaciones si no les ofrecíamos sacrificios.

Nota al margen: Fíjate como a día de hoy seguimos de algún modo sintiendo que debemos sacrificar algo para conseguir otra cosa. Sí es verdad que hay que tomar decisiones: descartar caminos para tomar otros, soltar cargas para volar más alto, etc, pero el concepto ”sacrificio” en sí es una creencia limitante.

Al final, como digo, la falta de conocimiento o la ignorancia es la que hace que necesitemos rellenar los huecos con creencias (juicios o verdades a medias basadas en experiencias antiguas o en miedos).

Si tuviésemos más información, si supiésemos más sobre lo que tenemos delante esa necesidad de ”creer cosas” basadas en otras situaciones no sería en absoluto necesario ¿me sigues?

Las creencias se crean y se refuerzan con la repetición. Si desde pequeño te han marginado en el cole es muy probable que desarrolles una creencia limitante en cuanto a tu valía y tu capacidad de encajar en un grupo, incluso llegar a creer que no mereces que se te acepte en según que círculos.

Dentro de una comunidad, de una familia, un pueblo, un país... la repetición de ciertas afirmaciones llegan a asentar creencias limitantes comunales (ejemplo práctico de creencia limitante: España, país de la pandereta, de los tramposos, los perezosos, la trampa y la corrupción la verdad es que no todo el mundo es así y que esa creencia no ayuda a que salgamos de donde estamos)

Hay muchas sociedades que sustentan y mantienen la propagación de creencias limitantes, es triste pero cierto.

¿Cómo evitar desarrollar creencias limitantes?


Primero creo que es necesario convertirte en alguien curioso, alguien que reconoce los huecos en la información de la que dispone y a la vista de estos no se pone a rellenarlos con ideas, prejuicios o creencias sin recavar información, contrastar datos y buscar respuestas primero.

Segundo, infórmate y edúcate sobre los temas que te interesan, sobre el comportamiento social, sobre psicología. Lee sobre los éxitos y los fracasos de otros, escucha tu diálogo interno, conócete mejor.

No te creas lo que alguien te dice sin contrastar o experimentar primero, si algo no te cuadra no sigas creyéndote lo que esa persona te cuenta sobre ese tema sin cuestionarlo, sin contrastarlo, sin buscar otras maneras de verlo. Es muy fácil adoptar las creencias limitantes de otros cuando te cuentan su manera de ver la vida.

Y tercero deberíamos desarrollar de un modo consistente la concentración, la observación de nuestra mente, de nuestras emociones y nuestras acciones. De este modo es más sencillo ver cuándo una creencia limitante se está desarrollando, cuándo estamos montando un puzzle con piezas que están delante y otras que nos inventamos. Dependiendo de tus ”piezas inventadas” (creencias, juicios, miedos, etc. para rellenar los huecos) tu puzzle tendrá una imagen u otra muy diferente ¿no te parece?

¿Cómo deshacer las creencias limitantes que ya existen?


Como he escrito más arriba, monitorizar lo que decimos y lo que nos decimos es importante para pillarnos con nuestros juicios, nuestros miedos y nuestras ideas preconcevidas sobre situaciones en las que realmente estamos faltos de datos.

En alguna ocasión ya te he comentado como el cerebro va a buscar la evidencia que confirme la creecia. Por ejemplo, si crees que todos los jefes son unos abusones y sólo van por la pasta, encontrarás un montón de ejemplos que lo confirmen y, no sólo eso, tu mente descartará los ejemplos que lo desmientan. A la vista de la evidencia quizás digamos cosas del tipo ”tal persona es una excepción” y así es como reforzamos una creencia sobre todos los jefes del mundo mundial.

No podremos deshacernos de las creencias limitantes sin antes darnos cuenta de nuestros prejuicios.

Hagamos un ejercicio, vamos a decirnos ahora en voz alta esta sentencia:

Voy a ser millonario en dos años

¿Qué es lo que ha pasado en tu mente? ¿Lo has visto? Un montón de razonamientos por los que no es posible (para ti) ser millonario en dos años. En realidad ¿qué sabemos de lo que sucederá en dos años? ¿Cuántas ideas y oportunidades vamos a descartar para afianzar la creencia limitante de que el dinero no es para nosotros?

Como este ejemplo ponte cualquiera.

Trabaja en retar tus creencias, escucha tus palabras cuando hablas y cuando te hablas como he dicho antes, en serio, es un reto importante que todos debemos acometer de vez en cuando y más aún cuando estamos en medio de un desarrollo personal, profesional o espiritual.

Por favor deja de decirte lo difícil que está la vida, las pocas oportunidades que hay ahí fuera, las pocas habilidades que tienes, lo que piensa la gente de ti... ¿me sigues?

No te hablo de ponerte en plan afirmaciones al más puro estilo Louise Hay, te hablo de cuestionarte esas verdades que no se basan en hechos si no en miedos y en la preservación del ego de la que te escribía al principio.

Ante ti tienes un campo infinito de posibilidades. Infórmate, estudia, concéntrate, escúchate y, sobretodo, no te creas todo lo que te dices.

Los pensamientos van y vienen, los sentimientos que arrastramos se basan en estos pensamientos. ¿Ya te escuchas lo que te dices? ¿ya te das cuenta de cuántas cosas te van del revés por el autoboicot que sin darte cuenta vas creando?

De todo se aprende pero sobretodo de ti misma, en dos semanas comenzamos el curso de meditación anual M53 en el que te guío para que aprendas a conectar contigo misma, a observar los pensamientos, a desarrollar serenidad y fuerza. Échale un ojo al programa y hazte con una plaza hoy (son limitadas).

Si esta afirmación de aquí debajo resuena contigo, ¡pincha y acompáñanos!



QUIERO ENTENDER MI MENTE, CONTROLAR MIS EMOCIONES Y LIBERARME DE LAS CREENCIAS LIMITANTES