Cuéntame!

Utiliza esta tablilla para contarme lo que quieras.

Estoy abierta a colaboraciones y nuevas ideas.

Si quieres trabajar conmigo, que vaya a dar una clase o una charla, que te revise el trabajo que llevas entre manos, etc, por favor no te cortes!

Lou.

Asunto *
           

123 Street Avenue, City Town, 99999

(123) 555-6789

email@address.com

 

You can set your address, phone number, email and site description in the settings tab.
Link to read me page with more information.

Lo + nuevo

LOURDES PEREZ ONLINE

3 Claves para el éxito (personal y profesional)

Slow Lou

claves para el exito
No sé si te has preguntado alguna vez si hay una respuesta directa a cómo tener éxito en la vida. De hecho así mientras te escribo no sé tampoco si hay algo concreto que se pueda definir como éxito.

Supongo que no importa cómo definamos cada uno el éxito: ya sea tener una casa y un coche más molones, o más tiempo, quizás conseguir el trabajo o la posición laboral de tus sueños, a lo mejor quieres liberarte de un jefe y levantar tu propio imperio o como yo, echarle las menos horas posibles a la generación de dinero para disfrutar de la vida en plan gipsy nómada... no importa cómo definas el éxito porque hoy te traigo las tres ideas clave que me han servido a mí para sentir que lo he conseguido.

Seguro que hay algo que te guste hacer, algo que te interese especialmente (dormir no cuenta... o quizás sí, ¿quién sabe?), un tema que te apasione y sobre el que quieras basar los cimientos de lo que se convertirá en lo que te haga sentir una persona de éxito.

Ahora, ¿por qué uso la palabra éxito? ¿qué necesidad hay en una vida lenta, una vida equilibrada y consciente perseguir el éxito?

Yo lo veo así: no hay éxito de verdad si dicho éxito no sirve para ayudar a otros. El éxito ”egoísta” tiende a la avaricia, al orgullo y éstos no son más que el preludio de más sufrimiento.

Estoy convencida de que como yo sabes como sienta vivir una existencia mediocre...sentir que algo falta. ¿Cómo conseguimos sentirnos en equilibrio dentro si a lo que vemos fuera parece que le falta una pata?

Yo entiendo el éxito como la consecución de un objetivo y la satisfacción de sentirme que estoy en una posición preferente y, desde esa posición, poder ayudar a otras personas a solucionar problemas, a tirar hacia delante, a tener una vida más sencilla, a conseguir sus objetivos.

¿Cómo consigo esto desde mi momentazo gipsy de caravana y mercadillo? Supongo que desde la lucha, la perseverancia, la experiencia...

Da igual qué rama o qué disciplina o que vocación o lifestyle hayas elegido, aquí te regalo estos tres consejos para que, si quieres, los sigas y llegues tan lejos como te propongas para poder ser tú también alguien de éxito y con la posibilidad de estar al servicio de los demás.

1.- Estudia


No hablo de ir a la universidad (aunque si quieres ser cirujano pues mejor sí), hablo de leer la infinidad de libros que se hayan publicado sobre tu temática, asiste a talleres, cursos, debates... empápate de todas las charlas TED que puedas, mira documentales, videos de youtube, realiza experimentos.

El estímulo intelectual es un must y aprender de los que ya llevan mucho camino hecho es la cosa más inteligente que puedes hacer. Ya sea para hacer como ellos, para saltarte años de estudios o para darte cuenta de que puedes mejorar lo existente.

¿No tienes tiempo? Vale, por favor... ¿tienes 10 minutos? Pues 10 minutos, ¿tienes una hora? Pues una hora, lo que sea, pero es primordial que si quieres sobresalir y llegar lejos en un tema aprendas más de lo que sabes hoy.

2.- Crea Alianzas


¿Cómo sienta estar rodeado de personas que no entienden tus pasiones? ¿Te ayuda a seguir adelante escuchar todo el tiempo que no creen que lo consigas o que tu tema no es interesante? ¿Qué tal es no poder tener conversaciones que te estimulen, que te hagan querer seguir luchando? ¿Cuántos de ellos consideras casos de éxito?

Recuerda el artículo sobre la mentalidad de escasez y cómo te comenté lo contagiosa que podía ser.

La realidad de otras personas no puede convertirse en tu realidad. Para cambiar nuestra realidad debemos empezar por nuestra mente, lee más sobre esto aquí (creo que me repito más que el ajo).

Seguro que hay gente que te quiere un montón y te limita con la mejor de sus intenciones. No saben más o no tienen herramientas para ayudarte a crecer y tienen miedo a que te estrelles. Pero tú no tienes miedo ¿verdad?

Hay personas que pueden servirte de guía, de contacto, de maestros, de compañeros de viaje... Encuentra personas que tengan tus mismos intereses, que estén ya surfeando la ola o que de algún modo puedan inspirarte.

Los amigos que tenemos ”por defecto” (escuela, vecindario, trabajo, gimnasio...) están muy bien para echarte unas risas por la tarde en un bar pero ¿cuántos de ellos son una buena alianza en tu viaje de crecimiento?

Puede sonar a eso de ”por el interés te quiero Andrés” pero la verdad es que los amigos se apoyan, se ayudan, se dan recursos y contactos, tú también lo harías (o lo haces) por ellos, no es interés, es crecimiento mutuo cargadito de buen rollo.

3.- Apunta Alto


El tema de los objetivos es casi un análisis científico, necesita de estudio y estrategia.

¿Qué pasa con los propósitos de año nuevo? A menudo queremos un cambio demasiado grande demasiado rápido: ir al gimnasio 3 veces a la semana cuando llevas sin ir más de cinco años, dejar de fumar, perder peso, aprender un idioma...

¿O el bucketlist? Son deseos más que planes, además no hay tiempo límite y la postergación es interminable: ver las cataratas del Niágara, tirarte en paracaídas, conocer al Papa... lo que sea.

Te diré algo que seguro has leído y te han dicho mil veces, pero bueno yo te lo repito que la repetición a veces es buena: escribe tus objetivos.

Escribir sobre tus objetivos dice mucho de la situación en la que te encuentras (incluso el tipo de persona que eres!), te sirve de análisis previo, ese análisis te ayuda a ver de qué herramientas, contactos o conocimientos dispones y te da una visión clara de por dónde empezar.

Por cada objetivo que escribas añade 20 ideas que se correspondan con el objetivo; por ejemplo, pongamos que tu objetivo es dar charlas sobre el tema que te apasiona pero nunca has hablado en público, algunas ideas pueden ser:
• asistir a conferencias y observar al orador
• estudiar storytelling
• practicar frente al espejo
• ampliar tu vocabulario


Imagina lo que podrías hacer en todas las áreas de tu vida si te lo planteases todo así, al final es como un juego.

Tenemos la suerte de vivir en el mundo de la información, un mundo en el que de un modo u otro todos estamos conectados, tenemos todo lo que necesitamos para lograrlo: hay que buscar alternativas, no empecinarse en chocar contra los problemas.

Por poco que tengamos, aprendamos a usar los recursos que tenemos: la biblioteca, youtube, los centros sociales, los cursos gratuitos... aprender a usar las herramientas por mínimas que sean nos da un buen chute de autoconfianza (puedes leer el post sobre autoconfianza aqui).

Cuanto más trabajas y estudias sobre un tema más herramientas y personas afines acaban apareciendo en tu vida. Cree en ti, cree en tu objetivo, cree que puedes.

Así que, resumiendo, las tres ideas de hoy son: ESTUDIA, GENERA ALIANZAS Y PIENSA EN GRANDE. Sé lo difícil que puede resultar implementar cambios duraderos en tu vida.
Muchas personas se agobian y no saben por dónde empezar. Otras saben por dónde empezar pero les bloquea ver el camino que tienen por delante.

Hay incluso quien necesita que le estén diciendo lo que tiene que hacer casi en cada paso del camino y les va bien tener a alguien a quien rendir cuentas porque, al fin y al cabo, si nosotros ponemos las normas, nosotros nos las saltamos.

Recuerda que puedo ayudarte. Llevo años acompañando a todo tipo de personas a redefinir sus prioridades, a crear (y mantener) planes de acción.

Me encanta trabajar de tú a tú y como mentora puedo ayudarte a sortear baches y ayudarte a convertir tu vida en un caso de éxito.

Pronto volveré a abrir las plazas de mentoría, no cojo a muchos alumnos a la vez, reserva la tuya pinchando en este enlace.

Artículo inspirado por la charla Ted de Daniel Ally