Cuéntame!

Utiliza esta tablilla para contarme lo que quieras.

Estoy abierta a colaboraciones y nuevas ideas.

Si quieres trabajar conmigo, que vaya a dar una clase o una charla, que te revise el trabajo que llevas entre manos, etc, por favor no te cortes!

Lou.

Asunto *
           

123 Street Avenue, City Town, 99999

(123) 555-6789

email@address.com

 

You can set your address, phone number, email and site description in the settings tab.
Link to read me page with more information.

Lo + nuevo

LOURDES PEREZ ONLINE

Listado de Cooperativas Ecológicas

Slow Lou

Cuando pienso en dieta equilibrada pienso en variedad de productos, supongo que tú también. En el post de hoy me gustaría reflexionar sobre la calidad de los productos que consumimos porque, no nos engañemos, las naranjas y los tomates que comía mi abuela estaban cargados de todo aquello que aprendemos en el cole pero ahora ya no tanto.

Tener una cocina llenita de productos ecológicos parece no estar al alcance del bolsillo del ciudadano de a pié, pero en realidad, si buscamos, encontramos.

Practicamente todas las provincias del país cuentan con una cooperativa de agricultores que tiene como fin poner en tu plato productos de cultivo ecológico, frescos, de temporada y, de paso, ayudan a los agricultores a saltarse todos los intermediarios, vender a un precio justo y ofrecer cestas de alimentos deliciosos exentos de químicos ni manipulaciones genéticas por un precio razonable.

Pero, qué es y cómo funcionan las cooperativas de agricultura ecológicas?

En general son personas de un mismo barrio o ciudad que se reparten las tareas de compra y gestión de los pedidos a los productores y el mantenimento del local que hace las veces de tienda.

A menudo debes hacerte socio, a veces pagando una pequeña mensualidad y de este modo formas parte de la cooperativa apoyando en los gastos, pero la gran mayoría de las cooperativas generan su modesto beneficio de las ventas de alimentos.

En algunas de ellas también encuentras mermeladas, aceite, pan, jabones o incluso detergente.

Aquí te dejo algunos ejemplos, pero san google te puede llevar a muchas más.


Si crees que tu alimentación es una prioridad, más allá de la rapidez o el exotismo de encontrar frutas y verduras traídas de adivina tú dónde (por las que pagas más gasoil que alimento), no dudes en ponerte en contacto con la cooperativa más cercana.

Hazlo por ti, por el planeta y por la economía local.