Cuéntame!

Utiliza esta tablilla para contarme lo que quieras.

Estoy abierta a colaboraciones y nuevas ideas.

Si quieres trabajar conmigo, que vaya a dar una clase o una charla, que te revise el trabajo que llevas entre manos, etc, por favor no te cortes!

Lou.

Asunto *
           

123 Street Avenue, City Town, 99999

(123) 555-6789

email@address.com

 

You can set your address, phone number, email and site description in the settings tab.
Link to read me page with more information.

Lo + nuevo

LOURDES PEREZ ONLINE

Cómo tener más energía al terminar el día

Slow Lou

Si eres de las que desearía terminar el día sin estar agotada física y mentalmente estoy segura de que el artículo de hoy puede ayudarte a conseguir un cuerpo y una mente fuertes para sentirte satisfecha contigo misma al final de TU JORNADA.

 

como tener mas energia al terminar el dia

Mucho se habla de la hora dorada:  la primera hora de la mañana en la que sientas la dirección energética y mental que va a tener tu día. En varios artículos para SlowLou y para otras plataformas os he contado algunas rutinas mañaneras (la mía propia y las recomendadas por otras).

Después de doce horas de estudios, trabajo, recados, gimnasio y ordenador terminamos agotadas y no es de extrañar. Da igual lo maravillosa que haya sido la mañana, el cuerpo y la mente se agotan y si no tienes la posibilidad de echarte una siestecita de 20 minutos después de comer probablemente llegues a casa con ganas de tirarte en el sofá y poco más.

Claro, pero quizás toque hacer la cena, recoger la ropa, pasear al perro... vamos, que cada día nos olvidamos de que las tareas no se terminan al llegar a casa.

Una mente clara y generosa, una motivación y un ”para qué” potente son fuertes pilares para mantenernos activas, aún así el cuerpo se resiente, el coco se agota y no hay ganas de nada si el día ha sido especialmente intenso.

El bajón energético nos afecta en lo físico y en lo emocional, así que obvio decir que estas ideas que te traigo hoy redundan en un beneficio para las personas con las que compartes tus días y, si eres como yo, te importa poder darles lo mejor de ti y que no se conviertan en la parte residual de tu vida.

Hoy quiero recomendarte tres herramientas que te ayudarán a que no te dé el bajón energético al terminar la jornada.

 

1.- Ejercicio:

Busca un momento durante el día para hacer ejercicio dinámico. Sal a correr, coge la bici estática o pégate una clase de aeróbic. Los ejercicios isométricos van de fábula porque activan los fuegos del cuerpo y cuando estamos cansados lo mejor es echarle leña al asunto aunque no tengamos ni benditas las ganas.

Puedes hacerlo por la mañana o al salir del trabajo. Una buena sesión de 20 minutos de esfuerzo estático o media hora de ejercicio dinámico, tú eliges lo que te guste más, pero eleva esas endorfinas y el ritmo cardíaco.

La idea es que esto sea una rutina habitual, si lo haces de uvas a peras y no estás acostumbrada al principio quizás te de un palo horroroso y encuentres más excusas que motivos para hacerlo.

Yo dejo la recomendación ahí, te prometo que ayuda un montón, ahora la decisión sólo la puedes tomar tú.

hacer ejercicio por la tarde

 

2.- Escucha tus emociones:

Las emociones negativas y el agotamiento mental crean un círculo vicioso. En realidad puede llegar un momento en el que no sabes si fue primero la gallina o el huevo. Si las emociones negativas son las que te agotan o si sientes emociones negativas porque estás agotada (añádase aquí dolores físicos derivados del estrés).

Si te sientes agobiada, enfadada, ansiosa, perdida, estresada, paralizada... si comienzas a encerrarte en ti misma, a refugiarte en el trabajo, a desconectar de tus personas queridas, si desarrollas emociones de enfado, exigencia (y auto-exigencia), frustración, culpas (para dentro y para fuera)... ESCUCHA.

Vamos con el pito en el culo, con perdón, y no nos permitimos experimentar estos sentimientos no tan populares. Creemos que sentirnos mal nos aleja de nuestros objetivos y es cierto, pero pegarles una patada, esconderlos bajo la alfombra y seguir como si no hubiese que lidiar con ellos es contraproducente y aunque lo sabemos, lo seguimos haciendo.

Escuchar no significa entregarnos a ellos: significa permitir sentirlos. Entender que vienen de pensamientos que ya ni oímos pero que siguen repiqueteando en el subconsciente. Observar para entender y ver su inconsistencia, dejar de señalar hacia fuera y darnos espacio para no ser perfectas, para estar de bajón y desde ahí comprender cómo hemos llegado a ese estado y salir sin drama.

Mucho más productivo a nivel físico y emocional que simplemente descartarlos para poder ”tirar pa'lante” ¿no te parece?

¿Cómo lo hago? Medita. Date quince minutos de respiración consciente por la mañana, otros quince por la tarde. Si quieres puedes, todo es organizarse y el silencio mental es igual o más importante a la larga que terminar tal proyecto o estar al día en todas las actividades que hemos acumulado en la agenda.

alimentacion para tener mas energia

 

3.- Elige tus alimentos

Hay alimentos que precisan de una digestión muy lenta y nos dan energía de reserva a largo plazo. Son absolutamente necesarios pero si abusamos de ellos y no hacemos ejercicio acabamos por acumular mucho peso (físico y energético) en el cuerpo.

Creo que no necesito decirte que te quites todas las harinas y los azúcares refinados. Come alimentos frescos, sobretodo evita los lácteos de vaca y oveja (la leche de cabra es una buena opción si no quieres pasarte directamente a las vegetales) y las frutas ácidas.

Los alimentos recomendados cuando tenemos la energía por los suelos son, entre otros, manzanas, albaricoques, granadas, peras, melocotones y caquis también espárragos, remolacha, berenjena, ajo, las verduras de hojas verdes, repollo, lechuga y champiñones.

 

Estas son mis recomendaciones para tener más energía después de la jornada, igual de importante es una buena rutina de mañanas y otra de noches.

Como extras te recomendaría que dejases de enredarte en el ordenador por sistema, que no tengas apps de redes sociales en el móvil, que evites estímulos mentales de los innecesarios y que a cada dos horas de trabajo te levantes de la silla si estás sentada (o te sientes si estás de pié: escápate al baño si hace falta) y refresques tus músculos y tu cerebro.

Quizás lo que te cuento hoy te parece mucho y te parece imposible. Bueno, ¿qué tal si eliges una cosa? Y dentro de un mes añades una segunda y así sucesivamente. El todo o nada (que nos encanta) a menudo no funciona.

Quiérete ¿vale?

terminar bien el dia

 

Artículos relacionados:

Sobre el estrés y la necesidad de foco: LA EXPERIENCIA DEL TIEMPO, EL ESTRÉS Y MIS CAJITAS

De como el agotamiento mental afecta nuestro cuerpo: EL AGOTAMIENTO MENTAL Y LA ESPIRAL DESTRUCTIVA

Un interesante artículo de Paula sobre alimentación energética: ALIMENTACIÓN ENERGÉTICA: MACROBIÓTICA Y EL EQUILIBRIO YIN-YANG

Motivación para la autoconfianza: CÓMO AUMENTAR LA CONFIANZA EN TI MISMA