Cuéntame!

Utiliza esta tablilla para contarme lo que quieras.

Estoy abierta a colaboraciones y nuevas ideas.

Si quieres trabajar conmigo, que vaya a dar una clase o una charla, que te revise el trabajo que llevas entre manos, etc, por favor no te cortes!

Lou.

Asunto *
           

123 Street Avenue, City Town, 99999

(123) 555-6789

email@address.com

 

You can set your address, phone number, email and site description in the settings tab.
Link to read me page with more information.

Lo + nuevo

LOURDES PEREZ ONLINE

¿Por dónde empiezo? Conviértete en tu prioridad número 1

Slow Lou

A menudo algúna lectora (o lector, que también los hay) me escribe para contarme lo mucho que le inspiran los artículos que publicamos aquí en SlowLou.com pero también para decirme que no tiene tiempo, fuerzas, motivación, dinero, apoyo familiar, etc. para implementar según que cambios que, supuestamente, son los que creen necesitar con más urgencia.

Si tu eres una de estas personas o ya has comenzado a caminar lento pero aún hay algunas cosas que te cuesta implementar por los motivos arriba descritos (ya sea pasarte a una alimentación ecológica, comenzar a practicar un poco de yoga por las mañanas, tener un ratito para tus cosas, mantener tu cabeza en calma, consumir de un modo más sostenible...) este artículo puede servirte de arranque.

Hay temas que yo considero básicos para poder generar cambios, no necesariamente dramáticos, pero suficientemente básicos como para que pongan la bola a rodar. Discernir entre lo que es urgente, lo que es importante, lo que simplemente molaría o lo que es más superficial a veces no es tan fácil. Son tantas cosas ¿verdad?

Empieza por ti, en serio, así de simple y de egoista, empieza por ti.



Por si las dudas, por si sientes esa urgente necesidad de bajar el ritmo y por si aún te sientes abrumada con la cantidad de cosas que cambiarías, esa es la respuesta: tú eres lo más importante. Ni tu trabajo, ni tus hijos, ni el consumo responsable, ni la hipoteca.

No me malinterpretes, esas cosas son importantes y algunas quizás incluso urgentes pero antes de quedarte parada por agobio es mejor empezar por lo que tienes más cerca y eso eres tú. No dejarás de lado nada de lo demás y comenzarás a construir desde los cimientos.

Si quieres llenar una caja con cosas importantes para ti lo primero que harás será vaciar la caja, limpiarla, arreglarla si está rota y luego ya comienzas a elegir que vas a meter ¿no? Pues por ahí va el asunto: vamos a poner la caja en condiciones.

Empieza por cuatro cosas que sí puedes hacer al margen del dinero, del apoyo, del tiempo o de la motivación.

1.- Diez minutos de estiramientos por la mañana.
Hay cientos de videos en youtube con estiramientos de yoga, de gimnasia, de danza... elige el que más se adecúe a tu estado físico y empieza por ahí. Son sólo 10 minutos y SI LOS TIENES. Oxigena el cuerpo, date tiempo para la calma mental y empieza el día sin ir a trompicones medio zombie apagando fuegos.

2.- Un desayuno potente.
Si eres como yo que se despierta con el estómago cerrado siempre puedes esperar a después de hacer los estiramientos, ducharte y arreglar la habitación. Habrá pasado media hora sin darte cuenta y ya podrás sentarte a desayunar.

Prepara una combinación de carbohidratos (mi preferido son los copos de avena), frutas (las que más rabia te den, aunque los frutos rojos están cargados de antioxidantes) y líquidos (un té verde es la mejor opción por sus efectos en la salud, pero si no te gusta elige un zumo recién exprimido).

Un cuerpo sano y bien nutrido es el vehículo que necesitas para desterrar el agotamiento y la apatía de una vez por todas.

3.- Desarrolla la empatía.
Todo ser humano tiene un objetivo final en la vida: ser feliz.

Unos lo demostrarán comprando lo último en moda o tecnología, otros haciendo deporte o comiendo muchos dulces, algunos incluso mostrándose miserables buscando consuelo en el apoyo de otros. Habrá quien luche con uñas y dientes por levantar un negocio, quien abronque a sus hijos o se discuta con su pareja y también los hay que usan el fin de semana para pillarse una cogorza... tome la forma que tome al final todos buscamos liberarnos de algún tipo de sufrimiento interior.

Entender que lo que ves en los demás, (por absurdo que te parezca o por mucho que te moleste) no es más que una busqueda constante de felicidad, te conecta con cada una de las personas con las que te cruzas ya que tú quieres lo mismo. Éste es un ejercicio muy poderoso que puedes hacer en todo momento, sólo tienes que estar atento.

Generar empatía es un motivador maravilloso para desarrollar compasión, paciencia y generosidad. Estas virtudes empapan el modo en el que ves el mundo, la manera en la que te comunicas y es el motor de las decisiones que tomas.

4.- Prepara tu día.
Antes de acostarte hazte una lista con todas las cosas prácticas que no quieres olvidar para el día siguiente: mira tu calendario para comprobar si tienes alguna cita con el médico, temas de trabajo, el cumpleaños de alguien, si debes devolver un libro o lo que sea. Todo lo que te permita meterte en la cama sin tener el run-run en la cabeza de los "No te olvides de..." o "¿Qué era eso que tenía que hacer?"

No vas a conseguir nada (quizás sí, descansar poco) por meterte en la cama preocupada por cosas que no puedes solucionar a la horizontal. Repítete esto como si fuera un mantra: Ahora voy a descansar, mañana nos encargamos de esto. Y respira... concéntrate en tu respiración y cuando la cabeza divague por preocupaciones o ideas "rescátate" y vuelve a tu respiración. Pronto te quedarás dormida y al despertar podrás atacar el número uno de la lista que hoy te dejo.

Con estas cuatro cosas que no requieren de dinero, apoyo familiar, prácticamente cero motivación y casi nada de tiempo puedes comenzar a desarrollar una vida que te guste vivir, que no esté llena de estrés y, a partir de ahí, será más sencillo ver cómo comenzar a implementar otros cambios si los consideras necesarios.

Si te falta motivación o fuerzas quizás te apetezca darte una vuelta por estos dos artículos:

Cómo desarrollar autodisciplina
Cómo vencer la procrastinación de una vez por todas

Tú eres el principio de todo lo que te ocurre si así lo deseas, conviértete en tu prioridad número uno.