Cuéntame!

Utiliza esta tablilla para contarme lo que quieras.

Estoy abierta a colaboraciones y nuevas ideas.

Si quieres trabajar conmigo, que vaya a dar una clase o una charla, que te revise el trabajo que llevas entre manos, etc, por favor no te cortes!

Lou.

Asunto *
           

123 Street Avenue, City Town, 99999

(123) 555-6789

email@address.com

 

You can set your address, phone number, email and site description in the settings tab.
Link to read me page with more information.

Lo + nuevo

LOURDES PEREZ ONLINE

Practicar Yoga en casa

Slow Lou

Llevo un par de semanas que me está costando mucho "sacar la esterilla", y lo pongo entre comillas porque no tengo esterilla, soy un poco bruta y lo hago directamente en el suelo o uso una manta si son secuencias a la horizontal o de rodillas.

Practicar yoga en casa tiene su truco.

Hace unas semanas leí una de esas quotes, creo que fue en pinterest, que me animaba a hacer ejercicio por la mañana, directamente desde la cama, antes de que el cerebro se despertase y me hiciera boicot con sus mil distracciones, perezas y excusas.

La verdad es que es lo mejor, no pensar y lanzarse, al menos con el yoga, y dejar que el cerebro comience con su cháchara en medio de la práctica, así es más fácil escuchar, dejar pasar, respirar, volver la atención al cuerpo... meditación en movimiento.

Intento practicar dos veces al día, por la mañana ashtanga, un par de secuencias que incluyen variaciones de Surya Namaskar (saludo al sol), trabajo de centro y sobretodo apertura de cadera que la tengo súper desequilibrada. Por la noche tiro más de hatha que es menos dinámico y más reflexivo.

Sigo alguno de esos retros instagrameros pero llevo unas semanas sin hacerlos porque se estaba convirtiendo en una carrera en la que la foto era más importante que la práctica y la verdad es que se pierde el beneficio y te despistas con el objetivo, al menos así lo estoy sintiendo yo, por eso he parado.

Creo que como con todo, más que disciplina es rutina y querer hacerlo. No necesito que nadie me convenza de los beneficios del yoga después de tantos años,  pero es interesante ver que cuando más estresada o despistada estoy (que sería cuando más lo necesitaría) es cuando me olvido de mi compromiso con la práctica.

Será que paso de mí cuando me enfoco demasiado fuera? Me pregunto si puedo hacerlo reversible: pasar un poco de lo que hay fuera para enfocarme más en mí... no sé.

Supongo que si alguien me está leyendo y también ha decidido practicar yoga en casa, sabe de qué le hablo.