Cuéntame!

Utiliza esta tablilla para contarme lo que quieras.

Estoy abierta a colaboraciones y nuevas ideas.

Si quieres trabajar conmigo, que vaya a dar una clase o una charla, que te revise el trabajo que llevas entre manos, etc, por favor no te cortes!

Lou.

Asunto *
           

123 Street Avenue, City Town, 99999

(123) 555-6789

email@address.com

 

You can set your address, phone number, email and site description in the settings tab.
Link to read me page with more information.

Lo + nuevo

LOURDES PEREZ ONLINE

9 Remedios Naturales para una piel Suave y Radiante

Slow Lou

Se acerca el verano y muchas de vosotras estáis dale que te pego al buscador para conseguir un cuerpo de bikini y una piel perfecta, ya que ahora más que nunca la vamos a estar mostrando.

Ya sabéis que para mi la belleza tiene más que ver con la salud y con el estado mental de cada una, pero también sé que el ejercicio a menudo funciona de fuera a dentro y si nos vemos guapas nos sentimos mejor y más propensas a tomar decisiones positivas hacia nosotras mismas. Además nos gusta un potingue más que a un tonto un lápiz y la sensación de estarnos cuidando de manera natural es un momento de indulgencia que siempre es bienvenido.

En este post de cosmética diy hoy comparto un listado remedios naturales para la piel, experimenta con ellos y elige el que más buen rollo te dé.

Lo primero que te voy a recomendar es que no te gastes el dineral en productos exfoliantes que se suponen mágicos, te hablo de los famosos cepillos de masaje o cremas con micropartículas de sangre de unicornio... también quiero recordarte que una hidratación desde dentro, un buen plan de ejercicio para oxigenar tus células y una correcta alimentación serán un factor clave para una piel radiante.

Dicho esto, hoy rescato uno de mis libros favoritos: "Natural Beauty Secrets from India" de dónde saco la mayoría de mis mascarillas..

Vamos a por ello!

1. Mezcla la pulpa de medio plátano maduro y cuatro cucharadas de leche bien fría. Aplica en rostro y cuello durante 20 minutos. Tratamiento diario.

2. Mezcla 4 ó 5 gotas de zumo de limón con 2 cucharaditas de harina de garbanzos. Añade un poquito de leche, la suficiente para crear una pasta. Aplica en rostro y cuello durante 15 minutos. Tratamiento diario.

3. Haz una pasta combinando 1/4 cucharadita de turménico y la misma cantidad de sándalo, una cucharada y media de nata y otra de harina de garbanzos. Aplica en rostro y cuello durante 30 minutos. Tratamiento semanal.

4. Con la picadora mezcla una zanahoria cruda y sin pelar, 1 cucharadita de zumo de naranja y otra de aceite de oliva o almendras. Aplica en rostro y cuello durante 15 minutos. Tratamiento diario.

5. Combina dos cucharadas de puré de tomate (fresco, no de bote) con una cucharadita de zumo de limón y 1/4 cucharadita de glicerina. Aplica sobre tu piel y déjalo reposar unso 25 minutos. Tratamiento diario.

6. Machaca o tritura un puñadito de hojas de albahaca o menta, una vez triturado debe darte para una cucharadita. Añade a la pasta resultante una cucharada de miel y 4 ó 5 gotas de zumo de limón. Aplica en rostro y cuello durante 20 minutos. Tratamiento semanal. (Éste además ayuda a que desaparezcan las manchitas de la piel)

7. No tienes tiempo para preparar una mascarilla? Empapa unos algodones en zumo de naranja, los suficientes para cubrir el rostro (puedes usar una tela de algodón o lino), Déjalo reposar sobre tu rostro hasta que se seque. Tratamiento diario.

8. Miel, sí, tal cual, añadela a tu crema hidratante habitual o úsala sola. Si la vas a usar sóla, déjala "trabajar" durante 10-15 minutos. Tratamiento semanal.

9. Como te dije al principio, no necesitas gastar dinero en cepillitos exfoliantes ni cremas con micropartículas. Un guante exfoliante de ducha es más que suficiente. Úsalos en la ducha dos o tres veces por semana y ten cuidado de no exfoliar demasiado para no llevarte las células nuevas que deben protegerte del sol. También puedes usarlos en el rostro con cuidado de no frotar la zona del contorno de ojos.


Recuerda enjuagarte con agua fría y secarte dando toquecitos, sin frotar. Con paciencia, una buena alimentación, ingesta de líquidos y la combinación de descanso y ejercicio suficientes, estas mascarillas son todo lo que necesitas para una piel suave y radiante este verano.

Mi preferidas son la de plátano con leche y la de menta con miel y limón (con lo que no uses te haces un té!)

Depende de tu tipo de piel una mascarilla te resultará más beneficiosa que la otra, las de aceite por ejemplo para las pieles más secas y las de cítricos para las más grasas. Para las pieles normales o mixtas en principio, si no hay alergias, todas te tienen que ir bien.


Ya me cuentas si tú tienes alguna receta secreta o si has probado alguna de las que hoy comparto aquí.

Recuerda que la belleza tiene su ritmo, cada edad luce de distinta forma, la belleza slow es la que respeta esas arruguitas y esos descolgamientos en una piel preciosa que refleja un corazón bello, una mente en calma y un cuerpo bien nutrido. Sin prisas, todas somos bellas.