Cuéntame!

Utiliza esta tablilla para contarme lo que quieras.

Estoy abierta a colaboraciones y nuevas ideas.

Si quieres trabajar conmigo, que vaya a dar una clase o una charla, que te revise el trabajo que llevas entre manos, etc, por favor no te cortes!

Lou.

Asunto *
           

123 Street Avenue, City Town, 99999

(123) 555-6789

email@address.com

 

You can set your address, phone number, email and site description in the settings tab.
Link to read me page with more information.

Lo + nuevo

LOURDES PEREZ ONLINE

Trabajar por tiempo, interdependencia económica

Slow Lou

tener mas tiempo
¿Te gustaría tener un trabajo que te pagase con tiempo? ¿Si supieras que a nivel económico lo tienes todo cubierto, trabajarías por tiempo libre y de calidad?

Los que me conocéis o me seguís desde hace un tiempo sabéis que hace 6 meses tuve una crisis existencial bastante gorda. No me da vergüenza decir que pasé por unos ataques de ansiedad muy severos y un bajón depresivo importante.

Después de mucha paciencia (mía y del vikingo) y mucha ayuda (psicológica y moral) tomamos ciertas decisiones que así de golpe daban un poco de miedo pero que vimos como la mejor solución para nosotros. Una de ellas fue que yo dejase de trabajar: más dinero no era igual a más felicidad y con el poco tiempo que nos dejaba para disfrutarlo acabábamos por gastarlo en tonterías.

Hoy te cuento cómo este cambio ha resultado la mejor decisión de nuestra vida y como nuestra economía no sólo no se ha visto afectada si no que, además, nuestro tiempo libre se ha multiplicado.


De vez en cuando os cuento cosas mías personales y esto de dejar el trabajo lo expliqué hace unas semanas.

Alguna lectora me habló sobre cómo ella no podría "depender del dinero de otro" o que "se volvería loca todo el día sin hacer nada" (ama de casa = no hacer nada???). Alguien incluso me dijo que "yo podía ser más que eso" y que mi decisión sonaba muy "retrógrada".

Yo profesionalmente ya he conseguido todo lo que quería conseguir, de hecho incluso más que eso. Ahora quiero menos cosas y más tiempo para mi, tiempo de calidad con mi pareja, tiempo para conectar, no para desconectar.

Es interesante ver como depender del dinero de tu pareja parece una locura de la época franquista pero no nos planteamos que en realidad dependemos igual del dinero de los clientes, la empresa para la que trabajas o los resultados de la bolsa.

Así que si crees que no puedes depender del dinero de otro, piénsalo de nuevo porque en realidad ya lo haces.

Somos económicamente interdependientes: yo dependo del dinero que genera mi pareja y él depende de los clientes así como los clientes de sus sueldos. Igual que yo dependía de que los padres de mis alumnas trabajasen para poder pagar las lecciones de danza a sus hijas. Después yo pongo el dinero en la tienda o en las actividades, eso da de comer a otros trabajadores y así el ciclo sin fin.


Hoy el vikingo consigue dinero y yo consigo tiempo.


¿Eso que significa? Entre otras cosas menos estrés para los dos.

Es curioso ver como hoy en día se considera el trabajo del ama de casa como algo no prioritario, sobretodo por las mujeres. De hecho no se considera un trabajo, sin más.

• Mi trabajo es mantener las cosas en buen estado, de este modo hay que gastar menos en arreglar o reemplazar.

• Mi trabajo es planear un menú y hacer las compras inteligentemente, de este modo gastamos menos dinero en salidas de última hora en el super de la esquina (que es en general más caro) y comemos mucho más variado y sano.

• Mi trabajo es conseguir que el tiempo libre sea realmente eso, tiempo libre: nadie tiene que lidiar con reparaciones, limpiezas a fondo o compras los días en los que él no tiene que salir a trabajar.

Las horas que invierto en limpiar, mantener, planear, comprar, cocinar, arreglar, coser, lavar... todo eso nos da tiempo para disfrutar de las horas en las que él no está en el curro. Cuando el vikingo vuelve a casa ya está todo hecho y la cena preparada. No se tiene que preocupar por nada relacionado con la casa, puede simplemente llegar, quitarse los zapatos y disfrutar de la vida. Y yo también.

Además un hogar bien organizado y mantenido es un hogar que ahorra en energía y en dinero.

En una sociedad en la que a la mayoría "le falta tiempo" el vikingo y yo consideramos que mi trabajo de proporcionarlo es igual de válido y necesario que el del que trae un sueldo.

Él tiene la responsabilidad de generar los bienes que necesitamos para tener una vida simple pero sin necesidades, yo tengo la responsabilidad de mantener esos bienes y gestionar su uso para que tengamos una vida cómoda y tranquila.

Imagina que cuando llegas a casa está todo hecho, el dinero bien invertido y no te tienes que preocupar por nada más que por disfrutar tus horas libres, ¿suena bien? Pues hacer que eso ocurra para ambos es mi trabajo.

No voy a negar que el post de hoy es un poco reivindicativo pero a la vez es una llamada de atención a aquellas personas que creen que lo que hago va en contra de los ideales feministas, que no lo hago por decisión propia, que mi elección ha sido un último y desesperado recurso o que el dinero que llega a casa no es legítimamente mío.

Nunca hemos estado mejor. Yo nunca me he sentido más libre!

Antes me pasaba el día pensando en dinero, si llegamos o no, si podemos "permitirnos" tal o cual cosa, cómo hacer más... uff.

Aún así, si el día de mañana, por lo que fuese, tocase arrimar el hombro, a mí no se me caen los anillos.

En un futuro cercano tengo planeado sacar varios servicios aquí a través del blog, incluso abrir una etsy con todas las ganchilladas que estoy acumulando en casa. Con esto generaré un dinero extra que nos permitirá viajar un poco más, pero nunca lo consideraré "mi trabajo". Yo ya tengo trabajo.

El objetivo de mi trabajo es generar tiempo y eso, a día de hoy, es un bien escaso para muchos.

¿Cuéntame tú cuánto tiempo libre tienes? ¿Lo usas para conectar o para desconectar?

¿Te atreverías a reestructurar la economía familiar si eso supusiera incrementar la calidad de tu tiempo?