Cuéntame!

Utiliza esta tablilla para contarme lo que quieras.

Estoy abierta a colaboraciones y nuevas ideas.

Si quieres trabajar conmigo, que vaya a dar una clase o una charla, que te revise el trabajo que llevas entre manos, etc, por favor no te cortes!

Lou.

Asunto *
           

123 Street Avenue, City Town, 99999

(123) 555-6789

email@address.com

 

You can set your address, phone number, email and site description in the settings tab.
Link to read me page with more information.

Artículos VIP

ARTÍCULOS VIP

¿Por qué necesitas meditar para tener éxito en la vida?

Slow Lou

Ya hablamos en su momento de lo que considero que es el éxito, que aún el subconsciente colectivo asocia la palabra con un jet privado, mucho dinero y vacaciones de lujo.

meditar para el exito

La palabra lujo y la palabra éxito se han limitado a definir todo aquello que tiene que ver con la riqueza económica y parece que se ha pegado como un chicle en el pelo la idea de que ser rico, exitoso y tener una vida de lujo tiene que ver con heredar una millonada, ser un ejecutivo agresivo o sacrificar lo que no está en los escritos para conseguir triunfar en la vida.

Hay muchas de nosotras que queremos tener una vida exitosa: un trabajo que nos llene y no nos agote hasta el punto de no querer currar, una vida familiar donde podamos disfrutar de tiempo de calidad o de momentos de gandulería supina si nos apetece. Tener la libertad económica para no sentir que nos limitamos y vivir en salud y serenidad, sin prisas pero con objetivos que nos emocionen a cada paso aunque nos tropecemos de vez en cuando.

 

¿Qué papel juega la mente en conseguir vivir así?

El éxito no es éxito si no es saludable, al menos yo lo veo así. Si tengo que pasarme las horas en vela por miedos, estrés y expectativas. Si me duele el alma  porque descanso mal y mientras trabajo me destrozo la espalda. Si todas mis conversaciones son monotema y trabajo-céntricas. Si no como bien porque tengo el estómago cerrado del agobio que llevo encima. Si tengo que decir que no a todos los planes de ocio porque no me da la vida para todo lo que tengo que hacer. Si cuando tengo un rato libre solo quiero estar encefalograma plano comiendo patatas fritas... pues ni todo el dinero del mundo, ni la fama ni la gloria me harán sentir feliz, satisfecha ni mucho menos serena.

Entonces, ¿eso es éxito?

que es el exito

Desde mi punto de vista y desde mi experiencia personal hay tres pilares básicos para poder caminar mi aventura hacia el éxito sintiéndome satisfecha y en equilibrio desde el primer paso.

 

Primero trabajo desde la entrega.

La mentalidad del ”¿qué saco yo de esto?” no me ha llevado nunca a buen puerto porque el miedo, la competencia y las malas artes son hermanas de la codicia. Desde la codicia es obvio que no se puede ser feliz.

Trabajar desde la entrega me permite sentir que realmente estoy aportando valor a una comunidad que no me pide nada, a la que no le pido nada y que además me da espacio para explorar mi vocación.

Trabajar desde la entrega me ayuda a disfrutar de cada instante al ver cómo la vida de otras personas mejora aunque sea un poquito gracias a mi y, cuando no lo hace, me dan ganas de aprender y evolucionar para poder dar más de mí. Escuchar a quien hay al otro lado de un curso, de un artículo, de un video es un regalo siempre.

 

Segundo desarrollar un sistema sostenible.

Ya me conocéis, soy Mari Sistemas, Mari Disciplina y Mari Paciencia.

La paciencia es imprescindible, y más cuando hemos ido siempre del revés. Los cambios son paulatinos y la mejor manera que he encontrado de evolucionar en la dirección que me interesa es alimentar la mente de principiante.

La humildad de saber que aún me queda mucho camino por recorrer y la pasión por lo que hago me da la oportunidad de pegarme tortazos sin miedo, de arriesgarme a que me digan que no, porque así aprendo.

Además me gusta organizarme bien las tareas, saber cuáles son las prioridades y (trabajando desde la entrega) desarrollar una disciplina que me permita llegar a mis objetivos. Cuando hay ilusión no hay excusas creo yo.

 

Ahora, para que estos dos primeros pilares sean consistentes y no me vuelvan loca ni me frustren, el tercer pilar es casi el más importante. Sin este tercer pilar ni la vida laboral ni la vida personal yo la voy a poder considerar de éxito.

 

El equilibrio cuerpo-mente.

Si te paseas por la web ya sabes cuáles son las herramientas que utilizo para encontrar este equilibrio. Las que tienen que ver con los aspectos físicos son relativamente fáciles de comprender y de seguir, quizás las que tienen que ver con los mentales son más subjetivas y menos directas.

 

Ejercitarse, tener una alimentación saludable, dormir bien y lo suficiente no necesitan mucha explicación más allá de instrucciones prácticas y personalizadas (puedes visitar la pagina de mi sistema triangular para más información). Pero cuando hablamos de emociones, de miedos, de patrones, de expectativas... aiss baby, ahí la cosa se complica un poco más ¿no?

 

Y lo cierto es que sin un ejercicio de introspección y autoconocimiento no hay manera de ser honesto de verdad con uno mismo. Si no soy honesta conmigo misma negaré los patrones que me alejan de mis objetivos y me aferraré a que sean otros los que cuadren con lo que espero de ellos, esperaré a que sean las circunstancias las que se acoplen a mí sin dar lugar al aprendizaje.

 

Vamos, que si no me dedico a observarme y a limpiar la tormenta interna con la que me despierto cada día me resulta imposible organizarme y tener las prioridades claras y mucho menos cuidarme como me merezco.

 

meditar en casa

A mí ya me has oído disertar sobre estos temas: tienes el blog a petar de artículos donde desgloso muchas de estas cosas (quizás un día haga un recopilatorio en formato ebook para ponerlo en orden y que te lo tragues del tirón ¿qué me dices?). Por eso he pensado que quizás otras mujeres que están en el camino del éxito pueden aportar su visión sobre la herramienta mágica de la que te hablo siempre:

 

IRENE RODRIGO (leemetv.com y tecomunicas.com)

Periodista y Experta en comunicación.

Empecé a meditar porque sentía que necesitaba dejar un espacio diario para el encuentro conmigo misma, en intimidad y silencio.

Después de un año y pico de práctica diaria, sigo meditando porque este hábito me ayuda a tener mucha mayor claridad mental, lo que me hace tomar decisiones más coherentes y conectadas con lo que quiero, pienso y siento.

Meditar también me ayuda a ser mucho más consciente de mis emociones, no sólo del momento en que surgen, sino del proceso mediante el cual se forman. Así entiendo qué pensamiento las ha provocado. Aunque aún me queda un largo camino por delante, esto me ha hecho conocerme mucho mejor a mí misma.”

 

 

YVE RAMÍREZ (laecocosmopolita.com y usaryreusar.com)

Ecologista de Guerrilla y empresaria.

Sentía que mi cabeza no paraba ni por un instante y que ya había agotado mis propios recursos para conseguir estar un poco más relajada.
Sé que aún estoy al comienzo del camino, pero desde el primer día  me di cuenta de que había logrado apaciguar mi mente y volver a mi centro.

La meditación me ayuda a conseguir "silencio mental", me da tranquilidad, meditar me ayuda a estar en paz en medio de la tormenta.”

IRENE MILIAN (irenemilian.com)

Ingeniera de Personas, experta en organización de empresas.

"Medito porque me hace sentir muy viva, normalmente voy tan a tope que no me doy ni cuenta jajaja

Medito porque ese momento es especial para mí, esos minutos lo más importante soy yo y me dedico sólo a mí, ¡es un regalo que me merezco!

En lo personal me ayuda a quererme más a mí misma, mejora mi autoestima. Y en lo laboral, me da claridad para tomar decisiones y una mente mucho más creativa."

 

MARIA JOSÉ FERNANDEZ (mariajosefernandez.com)

Emprendedora, Coach y Experta en Eneagrama

La meditación me ayuda a conectar más conmigo misma. Me siento más consciente, más plena, más feliz. Integrar la meditación en mi vida ha sido una de las mejores decisiones que he podido tomar. Me ha ayudado a equilibrar mi vida, a comprenderme y a potenciar lo mejor de mi, pero también a aceptarme tal y como soy, con mis defectos y mis virtudes.

En momentos de estrés o presión, paro y me tomo 5 minutos para conectar con ese Ser esencial que soy y es increíble como mi mundo exterior se va transformando.”

 

Y si quieres alguien más experto que todas nosotras quizás te quieras remitir al Buddha que dijo:

Somos el resultado de nuestros pensamientos. En lo que pensamos nos convertimos”

 

Hoy vuelvo a invitarte a que te des la oportunidad de conocerte, observarte, aprender de ti misma, tú eres tu mejor maestra, pero el alumno que no atiende en clase termina por suspender la lección ¿a que sí?

 

Yo quiero que tengas una vida de 10, un sobresaliente en todos los ámbitos y para eso te animo a que te unas a nosotros en la aventura de la meditación.

 

El tiempo que inviertes en aclararte cada mañana, en repetir algo porque no estabas atenta y no lo has hecho a tu gusto, en volver al súper porque te has olvidado esto o aquello, en reunir fuerzas para pedir perdón después de una discusión con un ser querido, el tiempo que pierdes en desconectar en la tele, en el ordenador y en el móvil "porque no tienes tiempo para ti"... pon todo ese tiempo junto y fíjate la cantidad de energía que inviertes sin realmente llegar al corazón del problema. Tiempo que a veces decimos no tener para meditar.

La meditación está aquí para asistirte en un nuevo inicio y M53 el curso de un año de duración que empezamos en menos de un mes tiene un sistema evolutivo y claro para que no te pierdas, para que te mantengas motivada y para que descubras el maravilloso potencial de éxito que tiene tu vida.

Pero bueno, si no has visto esto, aquí te lo cuento con palabras:

 

Tienes toda la información del curso AQUI y puedes apuntarte directamente haciendo click en este enlace.

¿Tienes dudas? Escríbeme, soy toda oídos.